Tres tipos de motocicletas ideales para ciudad

Motocicleta Suzuki GSX-S1000. Este modelo además de ofrecer el rendimiento ideal de una motocicleta deportiva, se ajusta perfectamente a las condiciones de la ciudad.

Sin duda la movilidad es uno de los grandes desafíos en todos los centros urbanos del mundo. De hecho, recientemente, un informe realizado por la empresa Inrix, señaló a Bogotá como una de las ciudades con peor tráfico del planeta. Pero si bien esto es un asunto coyuntural, que responde a una serie de arreglos y mejoras en la infraestructura vial, lo cierto es que transportarse en cualquier ciudad del mundo siempre será motivo de descontento dadas las multitudes, la inseguridad y el costo que implica trasladarse.

Pero, ¿qué le queda a la ciudadanía cuando el precio de los automóviles está por las nubes y algunas medidas para contrarrestar el caos terminan en restricciones para el uso de los vehículos particulares?

Desde siempre, movilizarse en motocicleta ha sido sinónimo de libertad, adrenalina y rapidez. Por eso a la hora de hacerse a una moto es importante tener en cuenta, cuál de las diferentes opciones del mercado conviene elegir. Esto se puede determinar identificando la distancia diaria recorrida, el uso para el que usted requiere la moto y su experiencia andando sobre dos ruedas ya sea entre vehículos atascados o entre autopistas de alta velocidad.

Un arranque de tecnología y seguridad

Encontrar el lugar adecuado para rodar en una ciudad llena de caos no es cosa fácil. Pero hacerlo con la Suzuki GSX-S1000, sin duda hace las cosas más llevaderas. Además de ser la última novedad de la marca japonesa, esta motocicleta cuenta con un motor y chasis ajustados. Su estilo innovador, deportivo, aerodinámico y moderno hacen de esta, una máquina cómoda y ligera que funciona para esquivar el tráfico y ganar tiempo en el recorrido. Aunque el modelo es de alto cilindraje, para conducirla la mejor escuela es la calle, pues en la práctica y en la comodidad de su sillín y manillar ancho, es como se hace el maestro. Pero no todo es táctica, también es tecnología. Sus sistemas electrónicos van marcando la ruta de acuerdo al estilo de conducción del usuario. Un acelerador electrónico entrega potencia y contribuye al control de las emisiones. Su sistema quick-shift bidireccional agrega comodidad al prescindir del uso del embrague e imprime velocidad a la máquina pues ya no será necesario bajar la aceleración para hacer cambios en la marcha. Un embrague antirrebote igualará la velocidad de la moto y el giro del motor para evitar esos bloqueos que en una moto de alto cilindraje pueden terminar en accidente o en un daño en la transmisión.

Así mismo, un sistema de control de tracción permite llevar el mando total sobre las llantas traseras y delanteras, previniendo accidentes e imprimiendo a la experiencia de rodar, ya sea entre el tráfico o en plena autopista, el placer de la tecnología, la seguridad y el rendimiento absoluto.

Ahorro y diseño a la vista

Cuando se trata de la ciudad se corren muchos riesgos. El corre corre, ir de un lugar a otro y no siempre encontrar una estación de gasolina a la mano puede traer malas pasadas.

Sin embargo, cuando de enfrentar la adversidad del caos citadino se trata, no hay mejor respuesta que la Suzuki GSX-S150.

Con 130 kilogramos de peso, 18.9 caballos de fuerza, se alza toda la potencia de un monstruo que ruge a medida que aumenta sus 10.500 revoluciones por minuto. Este modelo se destaca por alcanzar altas velocidades y ser ahorradora en combustible, una cualidad ideal para los trancones de la ciudad. Gracias a su motor DOHC de doble árbol de levas, el llenado del cilindro en revoluciones medias y altas permite aprovechar el motor al máximo logrando eficiencia y economía.

Pero no todo es mecánica. Su ADN deportivo se visibiliza en un diseño de medidas perfectas (2 metros de largo y 74 de ancho) que brindan facilidad y buena capacidad de maniobra entre atascos.

Así, la única forma de pasar desapercibido con esta moto será el día en que usted lleve al máximo su velocidad y se haga invisible a los ojos de cualquier transeúnte.

Rapidez en cualquier modo

Acelerar por grandes avenidas y atravesar los baches que no faltan, no es gran cosa para las motos robustas tipo naked. Estas, además de ser consideradas como adrenalina pura son perfectas para la ciudad.

La Suzuki GSX-S750A cumple con las cualidades en mención. Su complexión fuerte y alto cilindraje permite a todo aquel que la conduzca sentir la velocidad a flor de piel mientras que un sistema de amortiguación trasera ajustable, brinda alto confort a los pasajeros. Con un peso de 213 kilogramos, un diseño japonés musculoso y 114 caballos de fuerza, ésta es una máquina poderosa que entrega confiabilidad en la conducción. Lo anterior se traduce en un sistema de frenos ABS que brinda seguridad en el frenado y en su control de tracción. De tal manera que rodar bajo la lluvia o en una superficie seca pero pedregosa, será más fácil: ¡la potencia de la moto se adaptará a lo que venga por el camino!

En un mundo sobre ruedas, las opciones son infinitas. Sin embargo, tener presente sus necesidades, las distancias que va a recorrer, su presupuesto, la ciudad en la usted vive, será clave a la hora de elegir. Pues entre mejor se ajuste la motocicleta a su medida, ya sea en cuanto a potencia, tecnología, ahorro y seguridad, la experiencia de moverse sobre dos ruedas se hará cada vez más cautivadora.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest