Organismo de la oms dice que puede ser necesario actualizar vacunas contra covid-19 por ómicron

Por Mrinalika Roy y Emma Farge

GINEBRA, 11 ene (Reuters) – Un organismo técnico de la
Organización Mundial de la Salud afirmó el martes que las
actuales vacunas contra el COVID-19 podrían necesitar ser
reelaboradas para garantizar su eficacia contra ómicron y las
futuras variantes del coronavirus.

El grupo técnico, formado por expertos independientes, dijo
que consideraría un cambio en la composición de la vacuna y
subrayó que las inyecciones deben ser más eficaces para proteger
contra la infección.

«Puede ser necesario actualizar la composición de las
actuales vacunas contra el COVID-19 para garantizar que éstas
sigan proporcionando los niveles de protección recomendados por
la OMS contra la infección y la enfermedad por las variantes de
preocupación, incluidas ómicron y las futuras variantes», señaló
en un comunicado el organismo técnico, encargado de formular
recomendaciones a la OMS.

«Las vacunas COVID-19 deben (…) provocar respuestas
inmunitarias amplias, fuertes y duraderas para reducir la
necesidad de dosis de refuerzo sucesivas», añadió.

«Es poco probable que una estrategia de vacunación basada en
dosis de refuerzo repetidas de la composición original de la
vacuna sea apropiada o sostenible».

Sin embargo, la declaración no llegó a abogar por una vacuna
específica para ómicron en este momento, diciendo que se
necesitaba más investigación e instando a los fabricantes a
compartir los datos.

El organismo dijo que una vacuna actualizada podría estar
dirigida específicamente a la variante dominante, que
actualmente es ómicron en muchos lugares, o ser una «vacuna
multivalente» diseñada para reprimir varias variantes a la vez.
El grupo emitirá más recomendaciones cuando dispongan de más
datos, añadió.

Algunos fabricantes de vacunas ya están desarrollando
vacunas de nueva generación contra ómicron, la variante
altamente contagiosa detectada por primera vez en el sur de
África y Hong Kong.

El lunes, el director ejecutivo de Pfizer, Albert Bourla,
dijo que probablemente se necesitará una vacuna contra el
COVID-19 rediseñada que se dirija específicamente a la variante
ómicron y que su empresa podría tener una lista para lanzarla en
marzo.

Su rival Moderna Inc también está trabajando en un
candidato a vacuna adaptado a ómicron, pero es poco probable que
esté disponible en los próximos dos meses.

Un funcionario de la OMS había dicho anteriormente que la
cuestión de la composición de la vacuna requería una
«coordinación global» y que no debía dejarse que los fabricantes
decidieran solos.
(Reporte de Mrinalika Roy en Bangalore y Emma Farge; editado en
español por Benjamín Mejías Valencia)

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest